lunes, 30 de noviembre de 2015

Sólo es algo que escribo de Alma a Alma…





Sat Nam!

Me apetecía escribir un poco sobre mí, ya que sí te ofrezco constantemente leer artículos o post escritos por una servidora, lo lógico es que sepas un poquito quien hay detrás de todas esas letras…

Pero….
¿Qué puedo escribir yo de mi? ¿Qué puedo transmitir yo que te pueda interesar?

Al pensar así me doy cuenta de la cantidad de veces que utilizo la palabra YO…. 

Está hablando mi ego…. No mi Alma… Mi Alma nunca ha tenido miedo de no resultar interesante porque ella es vieja y sabia!!!

Suelo escribir mucho… pero nunca pensando que mis letras van a ser leídas por alguien… así, que cada vez que me siento frente al ordenador y pienso que todo lo que escribo vas a leerlo tú… borro… y borro…y borro… nada me parece “bueno” o de “interés”...así que vuelta al EGO! Y no al Alma!

Voy a pensar que no eres un desconocido! Sólo es algo que escribo de Alma a Alma…

Así que me presentaré…
Mi nombre es Lidia Santamaría, mis amigos me llaman Lili, y he sido bendecida a vivir con el nombre espiritual de Meherjot Kaur que significa Princesa Leona de Dios cuyo corazón está lleno de Luz Divina, Amor, Compasión y Piedad…. Recibir este nombre para mí es un honor y un gran privilegio…
Amo mi nombre espiritual! Pero… también amo mi nombre “físico/civil” ya que me lo pusieron mis padres con todo su infinito Amor… además Lili significa flor de loto en Hindi… y eso me fascina!
Así que  finalmente todo el mundo me conoce por una mezcla de ambos:
Lili  Meherjot Kaur.

Continúo:
Una de mis frases favoritas dice así:
“Aquel que Ama lo que hace, está Benditamente condenado al éxito”
Es similar a otra gran frase del Maestro Yogui Bhajan:
 “Vibra el cosmos y el Cosmos despejará el Camino”

Naciendo de esta premisa, surge el artículo/post que hoy escribo para ti…

He sentido que no me apetecía hablar de alimentación consciente… ni de pranayamas... ni de estados de conciencia…

Ahora que somos amigos voy abrirme ante ti y te voy a contar un poquito y resumidamente mi experiencia…mi historia!

Trata un poco de miedos…de fracasos… de confrontaciones… Pero también de Amor, Alegría y mucha Verdad… y sobre todo, de cómo los sueños pueden hacerse realidad si vibras en la dirección correcta…

Allá vamos!

Empecé a practicar Kundalini Yoga cuando tenía 21 años (digamos que ahora tengo muuuchitos más )
Me gusta decir que yo nunca busqué Kundalini Yoga… Kundalini Yoga me encontró a mí… Pero esto lo aclararé un poco más tarde…

Mucha gente al asistir a clase, nos ve vestidos de blanco… “elegantes”… algunos con turbante… Parece que hayamos nacido “perfectos”… Y… Nada que ver!

Me explico…

De adolescente no fui una niña fácil, ni dócil…más bien siempre he tenido un espíritu algo salvaje y rebelde…
Así que esa adolescente “problemática” busco durante muchos años como llenar un vacío que había en su interior…

Trabajé de noche…mucho! Empecé a los 15 años.

Trabajé en bares, discotecas, sirviendo copas, incluso trabajé bailando.

Esas noches estuvieron repletas de sueños rotos, parejas equivocadas, experiencias erróneas…

Imagino, que ahora mismo y sabiendo que soy yogui, debes pensar que estoy muy arrepentida… Lo cierto es que no!

Si no hubiera pasado por todo aquello, yo no sería quien soy, no haría lo que hago, no tendría mi esencia…

A los 19 años decidí irme a vivir a Finlandia, mi Alma rebelde y un poco inconsciente decidió hacerlo sólo con billete de ida y 20.000 pesetas de las de entonces en el bolsillo.

Sobra decir que la experiencia fue muy dura, pero el Universo que es sabio, me hizo tener el primer contacto con MI YO INTERIOR.

Llevaba tantos años proyectada hacia a fuera!

En Finlandia acabé en una isla llamada Högsara, trabajando en una granja (Ahí fue dónde abracé el veganismo … pero eso lo dejaremos para otra ocasión!)

No conocía a nadie, no hablaba el idioma, no entendía la televisión y los libros que había llevado ya los había terminado…un par de veces!

A mi manera, en ese tiempo empecé a meditar…

Pensaba…escribía…reflexionaba sobre quién era yo y que camino debía tomar en la vida… 

Nunca me había parado a escuchar lo que realmente quería mi Alma… llevaba toda mi vida dejándome llevar por la inercia…

Pasado un tiempo, cuando volví a España, mi cuerpo y mi mente eran otros, antes siempre me sentía cansada, debilitada…pero el frío y el trabajo de la granja en Finlandia me hacían comer bien, cómo he comentado antes empecé una dieta vegan, estaba trabajando con mi cuerpo, estaba en contacto con la naturaleza, llevaba un horario estricto en el que me levantaba muy temprano a la salida del sol…

Obviamente al principio, sólo acepté ese trabajo para poder ahorrar y volver a casa… creía que lo iba a odiar… pero, poco a poco, el silencio y mi rutina diaria fueron dándome paz…

Además coincidí en la granja con uno de esos Maestros que el Universo pone en tu camino sin que tú te enteres…un ex sacerdote buscándose a si mismo llamado Gonzalo… Un ser excepcional con el que manteníamos grandes charlas a la luz de la hoguera sobre filosofía, el Alma y otros conceptos que en ese momento para mi eran novedosos y fascinantes!

A mi regreso, todo me parecía estridente y ruidoso…

Busqué otra alternativa de trabajo que no fuera la noche y retomé mis olvidados estudios…

En esa época conocí a mi ex pareja, otro gran Maestro, aunque en esos momentos yo no lo entendía por qué me lo hizo pasar bastante mal… 
Con él pasado un tiempo me fui a vivir a una casita a las afueras de mi pueblo…y de nuevo el Universo que es muy, pero que muy sabio, hizo que viviera puerta con puerta con una gran practicante de Kundalini Yoga…

Enseguida conectamos… y ella, viendo que yo lo estaba pasando mal con una relación llena de drama y toxicidad,  no cesaba de insistir en su empeño de que la acompañará a una clase… te encantará! -Me decía-

Yo no lo veía claro… siempre había estado un poco cerrada a “eso del yoga” sobre todo porque lo entendía cómo algo muy físico y la verdad…sentía pereza… 

Tenía esa visión de la que te he hablado antes… creía que era gente perfecta, haciendo extrañas posturas y que eso no iba a ser para mi…

Finalmente, un día, accedí…ni siquiera recuerdo el por qué…

Entré… entoné o más bien oí como entonaban el Adi Mantra… medité, focalicé… Sentí que mi alma estaba de nuevo en su Hogar…fue cómo una revelación!

Supe enseguida que ese era mi camino… no sabía ni cómo ni por qué, siempre había estado muy perdida, pero eso era algo que yo quería, que yo necesitaba… parecido a la sensación de recogimiento y bienestar que sentía estando sola en las montañas de Finlandia…

Empecé a practicar y a practicar… Primero una vez por semana… Luego dos… Luego iba cada día también hacía sadhana, conseguía libros y practicaba en casa, los mantras inundaban mi hogar …

Eso hizo que realmente ya no escuchara “música normal” puro mantra en mi casa y en mi en ese momento mp3 o lo que fuera que se llevara…

Llevar un estilo de vida cada vez más alejado del drama hizo que me diera cuenta de lo que servía y lo que no en mi vida… 
Yo me levantaba para hacer Sadhana cuando mi ex pareja estaba llegando de fiesta…

Eso te hace reflexionar y tomar algunas decisiones….

He empezado diciéndote que adoro la frase ( por cierto me la dijo mi hermana… gracias Andrea!) “ aquel que Ama lo que hace está benditamente condenado al éxito”

Pues bien; esa niña perdida hoy es una mujer, con sus defectos y sus virtudes, pero que ama lo que hace, lo que vibra y lo que enseña…

Sobra decir que acabé haciendo la formación.. que me separé de mi  primera pareja estable, "Aquel Maestro" cuya manera de ser y enfocar la vida me hizo aprender muchísimo, aunque insisto yo en aquel momento de mi vida sólo lloraba y no entendía por qué todo aquello me sucedía a mi …

 Ya no estoy perdida… todo lo que me ha enseñado la vida ha servido para poder ayudar más a la gente que me rodea… puedo entender que la gente cometa errores…

Cómo ves no nací haciendo yoga, ni con turbante… Los profes con los que te encuentres en tu camino, probablemente tampoco!

Uno de los maravillosos regalos que ha puesto la vida en mi camino es darme la opción a través de la Asociación World Prem de impartir clases en el centro penitenciario para hombres la Modelo de Barcelona, en el que he tenido el privilegio de impartir clases de yoga a los reclusos durante tres años…

Y, he podido comprobar, cómo la esencia de esta maravillosa Tecnología Sagrada, ayuda, sosiega y cambia a la gente… no sólo a mi…

La vida que es generosa conmigo, me ha permitido vivir de mis clases y centrarme cien por cien en mi camino… y ahora esa niña perdida por la que nadie apostaba demasiado vive y vibra en Paz, mi camino me ha permitido a su vez, ( vibrando en la dirección correcta ), conocer a mi esposo Divino, abrir mi propio Centro de Yoga y Luz, al que yo amorosamente llamo mi “hijo mayor”…. Su nombre es PREM que significa Amor incondicional e infinito… No se podía llamar de otra manera… no sé vivir si no vibro desde el amor…

 Actualmente también vivo un momento lleno de luz y bendición ya que estoy embarazada de mis mellizos! Dos pequeños guerreros Singh a los que les solicitaré su bello nombre espiritual cuando nazcan!

Ha sido un embarazo atípico y una prueba de Amor, paciencia y aceptación, pero eso lo dejaré para otro post…

Yo he seguido el camino del corazón y mi vida ha dado un vuelco de 180 grados…

Por eso cuando veas un centro de yoga, te animo a entrar… cuando veas un profesor con un gran turbante atrévete a preguntar cómo llegó él al camino del yoga… quizá te sorprendas…

Te animo a que si no conoces Kundalini Yoga, lo experimentes…

Omkarananda dijo que Yoga no es el arte de hacer posturas… es el arte de volverte Divino!!

No importa tu físico, ni tu edad, ni lo que hayas hecho o sentido en tu pasado… Kundalini te abrirá el corazón! Quizás hasta cambié tu vida cómo me pasó a mi!

Bueno amigo mío… hasta aquí un poco de mi historia… de Alma a Alma… con mucho PREM me apetecía compartirlo contigo!!

Sólo me queda decirte… que deseo de todo corazón…

QUE EL ETERNO SOL TE ILUMINE, QUE EL AMOR TE RODEE Y QUE LA LUZ PURA E INTERIOR GUIE TU CAMINO!

Tú amiga;

Lili Meherjot Kaur

1 comentario: